Sobre mí

Te acompaño en preparar y recuperar tu cuerpo si estás en alguna de las etapas importantes para nosotras (embarazo, posparto, menopausia) para hacer tu vida con normalidad y sentirte a gusto frente al espejo.

¿Lista para empezar a cambiar tu situación? Echa un vistazo a mis cursos.

El ritmo acelerado de la vida, la enorme oferta de comida y la falta de tiempo para pasar por la cocina nos alejan de comer para nutrirnos y nos acercan a comer para saciarnos.

Nos llenamos de obligaciones y se pospone el tiempo de hacer ejercicio y de autocuidarse.

Especialmente, después de convertirnos en mamás… y más aún, si trabajamos fuera de casa.

Además, vivimos rodeadas de tóxicos ambientales y otras sustancias que afectan a nuestro equilibrio hormonal. Casi nada.

Con este panorama si comparamos la vida de las mujeres a la de los hombres estas son las dos grandes diferencias con las que nos encontramos:

  • Niveles de práctica de ejercicio físico menores que ellos, con un descenso notable a partir del embarazo.
  • Mayor incidencia de obesidad, enfermedades coronarias, hipertensión, depresión y ansiedad, osteoporosis, artritis reumatoide y diabetes tipo 2, especialmente tras la menopausia, pero también en mujeres de menos de 45 años.
 

 

¿Y qué les ocurre a las mujeres antes, durante y después de un embarazo?

Hay cada vez más estudios que señalan la importancia del ambiente perinatal en la salud del bebé presente y futura. En la parte de la mujer, esto tiene que ver con el estado de la madre durante el embarazo (con que esté sana en general y con controlar parámetros fisiológicos como el peso, la alimentación y la condición física).

3 de cada 10 mujeres desarrollarán algún tipo de incontinencia urinaria después del parto y 1 de cada 10 la sufrirá de forma crónica, si no se hace nada al respecto .

La incidencia de pérdidas de orina se sitúa en torno al 50-60% después de la menopausia.


sobremi-imgextra-beatrizmoreno 

Lo que sucede “ahí abajo” sigue siendo tabú para muchas mujeres e incluso profesionales sanitarios.

Descuidamos y desconectamos de esa zona, siendo vital para la salud y el bienestar de todas nosotras.

Se desconoce que esa tripa que parece de embarazo es en realidad una separación de los rectos abdominales y que se puede tratar sin cirugía.

Se toma a la ligera la cesárea, cuando es una cirugía mayor que implica una recuperación diferente a un parto vaginal.

Muchas mujeres no logran recuperar la forma física previa a la gestación y aparecen trastornos hormonales y metabólicos que les afecta tanto psicológica como físicamente.

No se habla de las consecuencias reales de los prolapsos (caídas de órganos pélvicos) sobre la calidad de vida en mujeres jóvenes y activas.

Alrededor de los 35 años se produce un cambio hormonal que hay que tener en cuenta si se quiere estar sana y en buen estado físico ahora y más adelante.

Encontrarás información respecto a ejercicio físico, alimentación y estilo de vida saludable aparentemente contradictoria, que te desorientará en la búsqueda de soluciones.

Yo te llevaré por el camino directo.

Vengo de un mundo profesional tradicionalmente vinculado a los hombres. Me apasiona mi trabajo. Como mujer, sé que nuestras necesidades son únicas y específicas.

 

La salud y el sentirse bien es lo natural en la vida. Por mi experiencia y formación, quiero decirte que toda situación puede mejorar. No es cuestión de suerte o de genética como se cree muchas veces.

Nunca es tarde para sentirse bien al 100%, pero ya no hay más tiempo que perder.

Lo único que necesitas es decidirte, comprometerte y ponerte en buenas manos.

 AQUÍ ES DONDE YO PUEDO AYUDARTE.

En caso de que no me conozcas, permíteme que me presente:

Soy Beatriz Moreno, Dra. en Ciencias del Deporte y experta en Educación física y nutrición funcional.

Realicé mi tesis doctoral asociando prevalencia de incontinencia urinaria, problemas de sueño, niveles de condición física, y composición corporal en mujeres mayores de 64 años. Tengo publicaciones como investigadora científica, soy autora, docente y participante en congresos nacionales e internacionales como ponente y asistente. 

Trabajo desde mi consulta presencial, online y a través de mis cursos y programas, con aquellas mujeres que, desean poner a punto su cuerpo y reencontrarse con su bienestar en estas etapas tan especiales.

Prepararnos para el embarazo, y prestarnos atención en los dos primeros años del posparto son etapas clave si queremos estar saludables, sentirnos a gusto en nuestro cuerpo y ser un ejemplo para nuestros hijos.

A partir de los 35 se inicia la perimenopausia. Es aquí donde suceden los primeros cambios relacionados con la menopausia y cuando hay que empezar a preparar el cuerpo y atender a la salud hormonal para evitar problemas cardiovasculares, suelo pélvico débil, sobrepeso y problemas óseos (osteoporosis).

La salud siempre se prioriza cuando no se tiene…pero, ¿por qué esperar a perderla?

LA VIDA ES HOY.

 

 

 

En confianza, 9 datos que te gustará saber sobre mí:

  • Soy una apasionada de la naturaleza y del cuerpo humano. Me encantan los animales. De hecho, me imagino viviendo en una casa en el campo rodeada de ellos no dentro de muchos años.
  • Devoro libros. De niña siempre los pedía para reyes, y no resisto la tentación de entrar en las librerías de los aeropuertos (¡cuando no estoy a punto de perder el vuelo!).
  • ¿De dónde soy? Bueno, es un poco complicado de explicar: catalana de nacimiento, criada en Madrid, de raíces extremeñas y residente en Mallorca. A día de hoy me siento más bien ciudadana del mundo.
  • Cambio mucho de corte de pelo, pero no de color.
  • Mis aficiones son hacer ejercicio en la naturaleza, aprender y conocer lugares y culturas nuevas. Un país que me quedó para siempre en el corazón fue Portugal, donde viví durante diez meses.
  • Me gusta mucho la música y me emociona un buen cantante en directo. Suelo cantar en la ducha (pregunta a mis vecinos) y en el coche. De hecho, en 2017 comencé a cantar en un coro de mujeres.
  • Decidí abrir un estudio de entrenamiento personalizado y educación para la salud en plena crisis, en una ciudad pequeña y dejando un trabajo con contrato indefinido porque quería hacer algo para ayudar a personas que buscaban profesionalidad y calidad en ejercicio físico y hábitos saludables.
  • Me siento conectada con todo lo que me rodea y con la vida. No creo en las casualidades y considero que cada situación que nos ocurre siempre trae consigo un aprendizaje (aunque a veces cueste verlo en el momento).
  • Creo que soy muy afortunada porque a lo largo de mi vida han ido apareciendo (y desapareciendo) personas que me han ayudado mucho a crecer internamente.
 

¿Quieres saber más de cómo reencontrarte con tu bienestar?

DESCUBRE CÓMO PODEMOS TRABAJAR JUNTAS